Friday, October 09, 2009

CORCHO EN LA BOCA


El otro día subí al colectivo y le pedí al conductor un boleto de $1,50. Cuando miré el display de la máquina noté que el chofer me había marcado $1, 75. Así que me di la vuelta y le volví a recordar el importe que había solicitado. El tema es que el conductor estaba escuchando muy entusiasmado la sección DA PARA DARSE del programa que todas las mañanas conduce Andy Kutznetzoff por la METRO (95.1), lo cual hace muy entendible que al decirle el importe del pasaje me haya entendido a medias. El tema es que la vuelta, al subir a un colectivo de la misma línea y pedir un boleto del mismo importe me vuelve a pasar lo mismo, y esta vez el conductor era otro y además no estaba escuchando ninguna radio. Y entonces entendí que tal vez soy yo el que pronuncia los números para el traste. Incluso puede que ni abra bien la boca para que las palabras suenen como se debe. Es como si uno arrastrara lo que va a decir en vez de ponerlo al frente. No es la primera vez que me pasa. Tampoco me da para subir al colectivo y decir de un modo enfático el importe del pasaje, incluso hasta podría interpretarse como una orden en vez de un pedido amable. Quizá el arrastre de las palabras se relacione con el hecho de querer pasar desapercibido, ser una especie de susurro insignificante que se afirma en las sombras, lo cual hasta podría interpretarse como una representación de mi personalidad, a veces un tanto gelatinosa. Pero también podría ser lo otro, que haya sido una coincidencia, o incluso podría darse que ambos chóferes tuvieran problemas de oído, o que estuvieran pensando en otra cosa que a la vez podría ser la misma cosa para los dos: lo que me voy a comprar cuando me depositen el sueldo en el cajero. Y ahí va la vieja pregunta ¿Es el mundo el que no escucha o soy yo que hablo demasiado bajo? ¿Hace falta decir “el mundo” cuando en realidad podría decirse “Ellos”? Entonces, ¿son ellos que tienen la cabeza en la luna de Valencia o soy yo que pareciera que hablo como si tuviera un corcho metido en la boca? Una persona que conozco me diría: andá a dormir y dejá de pensar pelotudeces. 

1 comment:

Mar said...

Una siestita?


naa...

je

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails