Friday, April 01, 2011

UN SUEÑO

Anoche soñé que viajaba en el tren Sarmiento. Pero no eran las unidades de ahora sino las anteriores, las que tenían esos asientos con respaldo reversible. Obviamente la mayoría estaban rotos y no había lugar donde sentarse. Para colmo había subido con un ejemplar de TRÓPICO DE CAPRICORNIO de Henry Miller (editorial Bruguera) y no lograba acomodarme como para empezar a leerlo. Después de tanto caminar me di cuenta de que lo había perdido u olvidado en algún lado y a la vez no tenía ganas de hacer todo el camino de vuelta para buscarlo. Entonces saqué de mi bolsillo un reproductor de MP3 y empecé a escuchar a Roy Orbinson haciendo una versión de Redemption song en un acústico para MTV. Cuando terminó la canción el tren llegó al final del recorrido, pero no era la estación de Once, sino que bajé junto con toda la gente directo a una avenida ancha. Entonces empecé a caminar por la vereda y volví a poner en el MP3 a Roy Orbinson cantando Redemption song. De repente se me da por mirar a mi derecha y veo la entrada del Cementerio de la Chacarita. No era una entrada que hubiera visto antes, me quedé un tanto atónito mirando eso mientras Roy Orbinson terminaba de cantar y la gente comenzaba a aplaudir. Después miré hacia el horizonte y sonó el despertador…. Como siempre ocurre en estos casos. Me levanté y me quedé pensando en que Roy Orbinson nunca cantó ni grabó esa hermosa canción de Bob Marley y que tampoco hizo nunca un acústico para MTV. Pero fue hermoso escucharlo en sueños. Fue lindo escuchar esa voz única versionando una canción tan maravillosa como banda de sonido de este mundo onírico que sólo nuestro subconciente es capaz de construir. Me desperté y me puse a escribir porque sentí la necesidad de contarles esto. No siempre se tienen esta clase de sueños. Y mientras escribo todavía sigo escuchando aquello de “’Cause all I ever had, redemption songs…”

2 comments:

pao said...

Zarpado el sueño Maxi. Me llevaste por esos lugares, inclusive al cementerio que tan cerca quedaba de mi ultimo domicilio, digamos "fijo" y al sarmiento con ese estilo de asientos que algunos trenes aun lo conservan. Me voy a dormir cantando a Bob, muy bueno lo tuyo.


Pao

MAXIMOON said...

thank you Pao!!! Es un sueño que me cuesta olvidar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails